La Carreña

En Alawa cada colección es como un hijo. Y en ella confluyen muchas experiencias personales que de alguna manera emergen en los rasgos y personalidad de cada modelo. Con la colección “Gracia” ocurrió algo que nunca hubiésemos imaginado, y es que la impronta final le fue dada después de su alumbramiento, y esto lo hizo “un lugar”. 

“…este apacible terruño del sur de España fue quien insufló sobre nuestros diseños el aliento que les dio vida.”

La finca “La Carreña” es un hermoso recodo de paz localizado al norte de Jerez de la Frontera, en el pago de Marcharnudo lindante con las tierras acortijadas de Tabajete y Romanito. Y fue el lugar donde hicimos las fotos de nuestra última colección llamada “Gracia”. Nunca pensamos que este paraje iba a terminar de plasmar en cada prenda su nota más íntima y esencial.
Como si se tratara de ese “toque de gracia” que un cuerpo inanimado necesita para cobrar vida, este apacible terruño del sur de España fue quien insufló sobre nuestros diseños (moldeados a caballo entre Madrid, Barcelona y Portugal), el aliento que les dio vida.

“…el secreto mejor guardado de este lugar es su gente.”

Llegamos a “La Carreña” atraidos por un entorno que armonizaba en todas sus notas con la colección de Alawa, que a tantos kilómetros de distancia llevábamos meses gestando. Pero desde el primer momento descubrimos que no era la impactante belleza del entorno natural lo que nos llevó hasta allí y lo que hace a este sitio un lugar tan especial. Tampoco su histórica finca, que escondida tras el follaje como si se tratase de una mantilla, desvela su mística belleza a quien se adentra en ella. El encanto y el secreto mejor guardado de este lugar es su gente.

La familia Sánchez Cabrera, a quien pertenece y quien regenta la finca desde hace más de cuarenta años, no la componen solo Luis Javier y Rosario con sus cuatro hijos, sino también la gente que trabaja en “La Carreña”. Y que desde el primer momento hacen honor a la fama de hospitalidad y acogida generosa que tiene esta tierra.

Un gran patio abierto en la fachada principal de este noble edificio, que fue lagar en el siglo XIX, da forma tangible al espíritu de acogida con que uno se siente abrazado al llegar. El brocal del pozo en medio del patio, las imponentes rejas de hierro forjado en los balcones y ventanas, o el soportal porticado con arcos de la entrada, hacen viajar en el tiempo con cada paso que uno da al entrar, pero sin perder nada de la vanguardia artística con que nacieron estos elementos

El zaguán, revestido de vistosos azulejos, enmarca una palaciega escalera que nos lleva al piso principal y donde se ha sabido combinar una estética cuidada al detalle y la más moderna confortabilidad. La casa tiene siete habitaciones dobles y una triple, equipadas con baño propio y todas las comodidades que la han hecho acreedora del distintivo “Casa Rural Superior”. Las amplias zonas comunes cuentan con todo lo necesario para sentirse como en casa. El comedor principal, la cocina, los salones, todo está equipado pensando en los detalles y en los huéspedes.

En una perfecta armonía con el jardín se encuentra la piscina. Rodeada de naranjos, olivos y una gran buganvilla que literalmente la conecta con la casa y  transforma a este espacio en un tesoro secreto a modo de jardín escondido. La campiña jerezana envuelve todas las vistas, pero sobre todo penetra en el alma como un perfume suave que inevitablemente hace detener el tiempo.

Fuimos buscando un marco adecuado para presentar nuestros trajes de baño y el marco terminó siendo parte de la pintura. Y no solo por las fotos, sino por la huella que este sitio deja en el alma. Se podría definir a “La Carreña” como una finca rural dedicada al alquiler vacacional y a la celebración de todo tipo de eventos. Pero lo que este sitio ofrece es mucho más que esto pues aquí nada es escenografía impostada. Desde la brisa calma y silenciosa que acompaña los primeros rayos del amanecer, hasta el aceite que sale de sus propios olivos sobre las tostadas de la mañana. Todo sabe a autenticidad y tradición.

“Todo sabe a autenticidad y tradición en La Carreña.”

Al igual que los olivos, las vides, y el olor a azahar, los caballos son parte de la genética de “La Carreña”. Las cuadras, que se encuentran en el mismo edificio central, cuentan con una magnífica yeguada de pura raza española.  Ya que desde hace más de cuarenta años la familia Sánchez Navajas ha estado presente en las más importantes exhibiciones de carruajes de enganche de tradición, buscando el dar a conocer esta modalidad de equitación tan arraigada en la vida y tradiciones de Jerez de la Frontera.

“… los caballos son parte de la genética de “La Carreña””

Para ello, la finca dispone de una veintena de caballos de pura raza, que son trabajados a diario para poder llegar en las condiciones óptimas a los concursos y exhibiciones. Son numerosos los premios que la familia ha recibido gracias a su empeño, pasión y dedicación a este precioso animal.

Los dos grandes salones de la finca, que al igual que el patio pueden acoger celebraciones y eventos de hasta seiscientas personas, albergan una de las joyas mejor guardadas de “La Carreña”: el guadarnés y una de las colecciones privadas de coches de enganches más importantes de Andalucía. La exposición y el museo cuenta con más de veinte coches de caballos construidos en los siglos XVIII y XIX. Perfectamente restaurados y conservados, cada carruaje parece contar una historia diferente, unos hablan de historias de amor, otros de furtivos encuentros, otros de tardes de paseo por la pradera o por la feria en la ciudad, pero en todos se escucha con claridad una vida apasionante. La calma y serena belleza natural del exterior, se reproduce dentro de los grandes salones en la elegancia de cada uno de sus carruajes.

Para vivir una experiencia única en familia, para celebrar un acontecimiento especial, o simplemente para escaparse de la rutina y descubrir un lugar único y singular, este es “el sitio”.

Pero, en vez de contaros lo que vivimos allí, os animamos a descubrir “La Carreña” en nuestra colección, o lo que es mejor aún, os invitamos a vivir unos días inolvidables y permitiros disfrutar de ella. A diez minutos de Jerez de la Frontera, a otros pocos minutos de las mejores playas de Andalucía, o del imponente parque nacional de Doñana, se puede detener el tiempo y perderse en un refugio para los sentidos. Seguro que, al igual que nos sucedió a nosotros, la huella que “La Carreña” os deje, pasará a formar parte viva de vuestra historia.

FICHA TÉCNICA:

Finca “La Carreña” está a disposición para ser alquilada como casa rural con alojamiento para 18 personas y como finca para celebración de eventos. Para ello las antiguas dependencias de la casa fueron restauradas permitiendo construir dos salones de celebraciones independientes. La antigua bodega, que todavía mantiene los arcos de piedra originales tiene un aforo máximo de 250 personas y el lagar, luego de su rehabilitación, cuenta con capacidad de hasta 600 invitados 

En ellos se celebran todo tipo de eventos como bodas, congresos, reuniones, subastas. Así como localización para rodajes, campañas y reportajes fotográficos. 

CONTACTO
Fátima Sánchez Cabrera – Tlf. (+34) 652 07 37 16
Email: info@lacarrena.comwww.lacarrena.com
Instagram: @fincalacarrena – Facebook: @LaCarrena

 

Compartir es vivir!

2 replies on “La Carreña

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *