Las claves para conservar tu bañador impecable

El bañador es una prenda delicada y, para que nos dure en el tiempo, es necesario tener en cuenta algunas pautas a la hora de lavar, secar y guardar nuestro traje de baño.

Por este motivo, desde ALAWA, hoy queremos daros algunos tips o recomendaciones que, como si de un ritual se tratase, podremos llevar a cabo hasta adquirir un hábito, y así conservar esta prenda de temporada a temporada sin dificultad. ¿Preparados? ¿Listos? ALAWA.

En un par de meses, nuestro armario tornará de nuevo en prendas ligeras y ropa de verano. Muchas de nosotras, esperamos ansiosas los días de playa y piscina…paciencia, no queda mucho para desempolvar nuestro bañadores y bikinis favoritos y ¡a disfrutar del sol y el baño!

¿Qué debo hacer para mantener mi bañador o bikini en buen estado de un año a otro? ¡Te contamos cómo mantener esta pieza en perfecto estado!

Enjuagar después de usar: tras el baño, ya sea en la playa o en la piscina, es imprescindible retirar los restos de cloro, arena y sal con agua dulce y siempre fría. ¡Puedes aprovechar la espuma del gel mientras te duchas y hacerlo en este mismo instante!

Lavadora no, gracias: no importa que sea un programa suave o delicado, la lavadora no es recomendable para este tipo de prendas y podría dañar tu traje de baño. Colores, forma, tela, relleno…o incluso cualquier adorno que tenga. Lo ideal es hacerlo a mano, con jabón de glicerina y agua tibia.

Secar al aire fresco: a la hora de secar, tampoco es acertado el uso de la secadora, pues podría tener el mismo efecto y arruinar la pieza. Al contrario, deberemos colocarlo en una superficie plana para que no pierda la forma y buscar un lugar a la sombra o ponerlo al sol de lado del revés-, para preservar mejor el color y el tejido.

Procurar no mancharlo con aceites o lociones: los protectores, bronceadores y demás cremas o aceites solares sin duda dañarán nuestro traje de baño. Sé cauta, y ten cuidado a la hora de colocártelo, evitando que caigan en la tela en la medida de lo posible. En el caso de que ocurra, algo muy normal, remuevelo con una toalla húmeda y asegúrate de lavarlo más tarde en casa. En ALAWA contamos también con muchos modelos confeccionados con tejidos que incluyen una tecnología textil que repele las manchas de las cremas y aceites. Podrás localizarlos con este símbolo  ubicado en las “Características técnicas” del modelo, en la ficha que cada uno tiene en nuestra tienda online.

La plancha: Nuestros tejidos pueden ser planchadas con temperaturas inferiores a 110ºC y también con vapor. Esto es muy recomendable para lucir en todo su esplendor los modelos con volantes.

Aclarado y listo para guardar: después de lavarlo, y una vez enjuagado, te sugerimos retirar el exceso de agua apretándolo suavemente, sin estrujar ni retorcer la pieza, ya que así se podría deformar. Tanto si lo llevas en la maleta de viaje como si la idea es guardarlo hasta la próxima temporada, es ideal usar una bolsa de malla, de zapatos o una de plástico hermética como las que suelen tener en las tiendas especializadas, así evitaras que se enganchen y estropeen mezclándose con otras prendas.

¡Ojalá te sirvan todos estos consejos que desde ALAWA hemos querido mostrarte. Pasos sencillos y prácticos a tener en cuenta en tus días de playa, sol y arena.

Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *